DHA Green

DHA-G DHA GREEN

El Omega-3 DHA se encuentra naturalmente en todo el cuerpo, pero es más abundante en el cerebro, los ojos y el corazón. Del mismo modo que el calcio es esencial para la formación de unos huesos fuertes, el DHA garantiza que las células del cerebro, los ojos, el corazón y otras partes del sistema nervioso se desarrollen y funcionen correctamente a lo largo de todas las etapas de la vida.

Información general

DHA para la salud cerebral
El DHA representa aproximadamente el 30% de los ácidos grasos en la material gris cerebral y el 97% del total de los omega-3 en el cerebro. Los estudios han demostrado que el DHA desempeña un papel importante en diversas funciones y en diferentes momentos de la vida (dependiendo de las regiones, se han autorizado algunas declaraciones de propiedades saludables).

DHA para la salud ocular
El DHA es un ácido graso estructural de la retina que tiene un papel importante en el desarrollo y la función visual de los bebés a lo largo de la vida.

DHA para la salud cardiaca
El DHA es un componente clave del corazón debido, en gran parte, a sus elevadas concentraciones en el tejido cardiaco. Por lo tanto, es importante para la salud cardiaca a lo largo de toda la vida.

Beneficios

  • Desarrollo cognitivo del bebé.
  • Desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso (declaración autorizada en la Unión Europea (UE): “La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del feto y del lactante alimentado con leche materna”).
  • Mantenimiento de la salud cerebral de los niños y los adultos durante toda la vida (declaración autorizada en la UE: “El DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro”).
  • Posible papel del DHA en algunos trastornos de la conducta y el estado de ánimo que afectan tanto a niños como a adultos.
  • La función y el desarrollo visual del bebé (declaraciones autorizadas en la UE: “La ingesta de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo visual normal de los niños hasta los 12 meses de edad” y “La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal de los ojos del feto y del lactante alimentado con leche materna”)
  • El DHA contribuye a la salud ocular de los adultos (declaración autorizada en la UE: “El DHA contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales”).